Brasil Latinoamérica

Lula en las elecciones de 2022 en Brasil. «Somos la alternativa del gobierno», dice José Dirceu



Por Marcelo Ferreira, desde Brasil


José Dirceu ha sido una figura histórica en las luchas democráticas brasileñas desde la dictadura militar, en la década de 1960, cuando fue arrestado y exiliado, mudándose a México. De regreso al país, luego de un período de clandestinidad, recibiendo amnistía, se involucró en la militancia política y fue uno de los fundadores del Partido de los Trabajadores (PT).

Uno de los organizadores de la campaña que llevó a Lula a la presidencia en 2002, se convirtió en el primer ministro de la Casa Civil. Ha sido arrestado cuatro veces más desde 2013, por presuntos delitos relacionados con Mensalão y la operación Lava Jato.

En una visita a Porto Alegre a fines de noviembre, aprovechó su visita para hablar con la prensa en el campo democrático y popular de Rio Grande do Sul. El encuentro, celebrado en Armazém do Campo, reunió a Brasil de Fato, Rede Soberania, Extra Classe, TVT, Rede Estação Democracy y Sul 21.

Encuentro de Zé Dirceu con comunicadores de prensa independientes de RS / Foto: Jorge Leão

El debate fue principalmente sobre la candidatura de Lula a la presidencia en 2022. Dirceu habló de los desafíos de enfrentar el bolsillo y las ideas para la reconstrucción del país, luego del desmantelamiento que comenzó con el golpe de 2016 y se agravó con la elección de Bolsonaro y con el covid. -19 pandemia.

Vea extractos de la entrevista a continuación:

Lula en 2022

Somos un gobierno alternativo, y esto quedó claro en 2018 cuando Haddad emitió 32 millones de votos y pasó a la segunda vuelta. En la primera vuelta, los tres candidatos, digamos, de la oposición, Boulos, Ciro y Haddad, sumaron 47 millones. Como en 1989, Brizola, Lula y Collor. En otras palabras, en Brasil hay un amplio voto popular, social y democrático, que es una alternativa de gobierno. Somos la alternativa de gobierno y somos capaces de hacer alianzas con nuestros partidos PSB, PSOL, PCdoB, y también de expandir nuestra plataforma en el Noreste. Lula llegará a la segunda vuelta solo con el voto del Nordeste.

Estoy seguro de que tenemos muchas posibilidades de ganar estas elecciones, pero las elecciones serán en octubre, dentro de 10 meses. Entonces, para ganar, necesitas crear las condiciones, con plataformas sólidas. Sobre todo, necesitamos elegir un grupo de apoyo, necesitamos convencer a los votantes de Lula de que voten por candidatos a diputado, senador, gobernador. Y aprovechar la precampaña y la campaña para movilizar, organizar la lucha popular, los actos fuera de Bolsonaro, pero sobre todo crear un movimiento popular presidente Lula.

Relaciones con países de América del Sur

Nuestra Constitución contiene la autonomía de todos los pueblos, el respeto a su intervención, la no intervención en sus asuntos internos, la solución pacífica de los conflictos internacionales, con una clara opción por la integración latinoamericana. Eso es lo que debe orientarnos, porque somos un partido comprometido con la democracia. El PT nació al final de la dictadura, ganamos cuatro elecciones, quienes nos dieron el golpe son los que hoy nos acusan o quieren estampar a nuestro Lula y al PT de autoritarios por las relaciones que mantenemos con gobiernos como Venezuela, Nicaragua y de Cuba.

El PT no necesita demostrárselo a nadie, dieron el golpe de estado en 2016, apoyaron a Lava Jato, aplaudieron el proceso de excepción política que llevó a la condena y encarcelamiento de Lula, luego lo anuló y el juez fue declarado sospechoso. Ellos fueron los que se comprometieron en 1964 con la dictadura, ganaron la dictadura, vivieron con la dictadura, nosotros no. Nosotros y los electores de izquierda en Brasil luchamos contra la dictadura, y luego construimos la Constitución de 1988, que consolidó aquí en Brasil los derechos sociales de los trabajadores, que hoy quieren revocar.

Lula contra Moro o Bolsonaro

Bolsonaro es candidato a la reelección, Lula es precandidato por el PT y Moro podría ser una hipótesis para Podemos; Probablemente Doria sea del PSDB, Cidadania puede tener la candidatura de Alessandro Vieira o Novo de Alessandro d’Avila. Las partes terminarán teniendo claro el avance de la candidatura, no veo ningún problema que enfrenten tanto Bolsonaro como Moro en la segunda vuelta.

Vamos a tener una campaña general, en varios frentes, el frente anti-Bolsonaro se opondrá a Bolsonaro, nos opondremos a Bolsonaro y en los segundos de la derecha también. Habrá un debate sobre la desigualdad, sobre la pobreza, sobre las privatizaciones, esta situación de dependencia de la política exterior estadounidense, sobre cómo reconstruimos el sistema bancario, el sistema financiero, la renta nacional, cómo recuperamos el conocimiento científico …

Saber si Moro eliminará a Bolsonaro en la segunda ronda es el objetivo de la oposición liberal, para eliminar a Bolsonaro en la segunda ronda. Su objetivo es evidente, tienen la hipótesis de que después de Bolsonaro tendrán una candidatura para enfrentar a Lula. No sé de dónde lo sacaron, si Lula hubiera sido liberado habría ganado las elecciones de 2018.

La mitad de los brasileños no tiene trabajo, no puede comer, trabaja intermitentemente, hay un empeoramiento de la situación en el país, porque la distribución de la cultura, la ciencia, el medio ambiente, la educación, no veo. Este es un debate político, no el debate político de tercera vía. No veo cómo nos van a ganar en las elecciones predicando recortes de gastos. Lula hablará con la gente, mostrando los beneficios que haremos en Brasil.

Creo que el debate político no será sobre capitalismo o corrupción. Los gobiernos de Temer y Bolsonaro fracasaron y llevaron a Brasil a esta situación. Busquemos una alternativa. Podría ser Moro, podría ser Doria, podría ser quien sea, vamos a ganar estas elecciones.

Democratización de los medios

Mira, este debate está presente. El Congreso Nacional creó legislación y jurisprudencia que castiga las noticias falsas. Ahora también hay medios falsos, el viaje de Lula a Europa fue prueba de eso, si no fuera por la prensa internacional, porque los periodistas brasileños estaban recibiendo información de agencias internacionales, periódicos internacionales. Esto es un escándalo. Por supuesto, la Constitución permite esto, permite el monopolio, no está escrito que no pueda. Entonces el problema no es censurar la prensa, el problema no es ver si hay una prensa estatal, el problema es lo que ya dije: tenemos que aplicar la Constitución brasileña.

Bolsonaro está hablando de cancelar la concesión de Globo, claro, no es él quien cancela, es el Congreso el que autoriza o no, este es un derecho del Congreso Nacional. No pongamos esto en discusión, él es quien lo está poniendo. Lo que ponemos es lo siguiente: ¿jugará la prensa un papel en las elecciones, tomará partido en las elecciones más allá de la noticia, más allá del editorial en la noticia? La Corte Suprema no puede, por eso, la Justicia también está ahí para mirar, no solo para mirar las fake news, tiene que mirar también si la prensa, que es monopolista, empieza a tomar partido en las elecciones.

¿Dónde censuró o presionó el PT a la prensa? Gobernamos, ¿dónde hemos tenido actos autoritarios? Quienes quisieron dar un golpe, inventar una dictadura en el país, quienes apoyaron un golpe fueron ellos, el Bolsonaro que lo quiso. Lo único que podemos tener es la serenidad para discutir este tema, no lo veo como una prioridad preelectoral, creo que nuestro enfoque en la preelección es resolver el problema del hambre y la pobreza, resolver el tema que Brasil no está creciendo con el desarrollo en el nuevo modelo sostenible, dadas estas preguntas que planteé.

Amenaza para las elecciones de 2022

Bolsonaro intentó un golpe, el 7 de septiembre es un golpe. No tenía el respaldo de la Corte Suprema, ni del Congreso, ni de las Fuerzas Armadas. Algunos gobernadores tomaron medidas y el propio Ejército actuó en contra de las advertencias superficiales que empezaron a circular en las redes. Bolsonaro ha cambiado de táctica, ahora se postula a las elecciones, utiliza recursos públicos de manera ilegal, busca presionar a los partidos en su plan y consolida su candidatura en los estados. Bolsonaro está en la extrema derecha, en esta democracia, pero tiene una base social popular, todavía es grande con los aliados de la agroindustria, ha secuestrado una agenda religiosa y la usa contra nosotros. Lo cual es absurdo, ya que el PT es un partido que surgió de las CEB, de las pastorales, del cristianismo. Nadie ha hecho más por la familia que nuestros gobiernos.

Tenemos que movilizarnos, será una campaña dura, porque será una campaña pacífica. Mire, están armando asociaciones competitivas, como ha habido provocaciones en el pasado, pero no creo que la mayoría de la sociedad lo acepte, ni la oposición liberal a Bolsonaro lo acepta. Vamos a asegurar la elección y la toma de posesión, tenemos que hacer una amplia cadena de garantía en Brasil. No somos solo nosotros, pensar que esta bandera es solo nuestra, que esta lucha es solo nuestra.

Rescatar un Brasil desestructurado y hacer espacio para nuevos líderes políticos

Necesitamos abrir los platos, Brasil necesita escuchar a las periferias, negras y negras, comunidades LGBTQIA +, particularmente intelectuales, científicos, personalidades. Necesitamos dialogar con la juventud, que es un electorado joven que ya se ha destacado, para los jóvenes, se eligieron nuevos líderes. Porque será muy difícil para los jóvenes de hoy tener una perspectiva en Brasil con este gobierno. Y siempre hay que recordar que no se trata solo de Bolsonaro, se trata de alrededor del 1% de los brasileños que tienen el 28% de sus ingresos, el 10% que tienen 50, que no pagan impuestos.

Brasil tiene las condiciones, también tiene empresas estatales, el Presidente de la República puede reanudar, pasar página al bolsillo, reorganizar las políticas sociales de Brasil, reorganizar los ministerios. Por un primer momento, tenemos que movilizar a la sociedad para ello. Bolsonaro no quiere, como no quería y saboteó la vacunación, la máscara y el aislamiento social. Ahora vivimos una tragedia nacional, la mitad de los brasileños que podrían estar trabajando están hoy desempleados.

Cómo lidiar con el mercado financiero

El mercado financiero está comprando los medios, convirtiéndose en el dueño de los medios, en São Paulo, aquí RBS se vendió a un grupo que no es financiero, pero es un grupo empresarial del sector farmacéutico.

Soy muy pesimista sobre la élite brasileña, que impone techo de gasto, independencia del Banco Central, cuando ni siquiera la tributación de utilidades y dividendos pasa por el Congreso, se vuelve un escándalo, parece que el capitalismo se va a acabar. Tiene que haber un modelo, cualquier modelo de la OCDE aquí en Brasil para los impuestos. Ves a Biden haciendo estos programas, billones para invertir en empleos, guarderías, sociales, para los ancianos, para modernizar el sistema educativo, la innovación y la tecnología. En Europa había casi 3,4 billones en el programa. Y Brasil está fijando un techo de gasto.

Frente a la crisis del capitalismo

La globalización que hemos deconstruido la economía industrial anterior y desorganizado la fase social y económica de muchos partidos, entonces la extrema derecha empezó a ganar las elecciones. Si miras la lucha de los países, es entre la extrema derecha y la derecha, ahora que están surgiendo corrientes progresistas. Entonces les digo que hay que movilizar a la sociedad, concienciarla para pelear esta lucha por la institución del impuesto a la renta, esta lucha por la reforma tributaria. Necesitamos elegir un caucus que nos dé las condiciones para hacer cambios, por eso lo más importante en la elección es que convenzas al electorado de que vas a votar por nosotros, que también vote por nuestros candidatos en la Cámara de Diputados y Senado.

Hay una crisis evidente en el capitalismo y Brasil es un ejemplo de ello. De hecho, hubo levantamientos populares en Chile, Bolivia, Ecuador y Colombia. Tiene que haber una lucha política, una lucha de clases, y también la clase obrera internacional, las luchas campesinas, los sindicatos, para poner a prueba esta disputa, para lograr un cambio para que haya una disputa dentro de cada país y en el mundo. . Por eso es importante que Brasil lidere un bloque en América del Sur, con Lula al frente, para que seamos parte de lo que está surgiendo.

Brasil, México, Colombia, Argentina, son países que pueden impulsar la integración, y eso es lo que Estados Unidos no quiere. El golpe se dio mucho por eso, por los Brics, por Unasur, por el Mercosur, por la presencia de Brasil, por el presal que nos dio una riqueza para hacer una revolución social en el sentido educativo en Brasil, lo hicieron. el golpe mucho por eso también. También porque íbamos a ganar la cuarta elección y podíamos ganar la quinta y la sexta. De nosotros, hasta hoy, solo ganaron en el golpe, no nos ganaron en las elecciones.

Veámoslo ahora en 2022. No digo que sea fácil ganar o que ganemos nosotros, porque no se gana nada. No será fácil, pero somos la alternativa del gobierno, e históricamente esto está probado y comprobado hoy con la investigación.

0 comments on “Lula en las elecciones de 2022 en Brasil. «Somos la alternativa del gobierno», dice José Dirceu

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: