Bolivia Internacionales Latinoamérica

Negociaciones de último minuto en Bolivia para frenar un paro «desestabilizador»: ¿A qué se debe el conflicto?

Sábado, 22 de Octubre de 2022

Representantes del Gobierno de Luis Arce se reunieron con miembros del opositor Comité Cívico Pro Santa Cruz, a horas del inicio de una huelga por tiempo indefinido.

La decisión del Gobierno de Bolivia de postergar la fecha del censo nacional elevó a niveles inesperados un conflicto con sectores opositores de la derecha, que preparan para este sábado numerosas protestas y un paro que podría paralizar buena parte del país. 

El Comité Cívico del departamento Santa Cruz, bastión de la oposición e impulsor de las acciones que derivaron en un golpe de Estado contra Evo Morales en 2019, fue el primero en reclamar que la gran encuesta se haga en 2023 y no en 2024, como pretende realizarlo el Ejecutivo del presidente Luis Arce.

Inicialmente, el Censo Nacional de Población y Vivienda estaba previsto para noviembre de este año, pero la administración de Arce decidió aplazarlo por la emergencia sanitaria. El argumento de quienes se oponen es que, de este modo, se postergaría también el pacto fiscal y la reasignación de recursos para las regiones, que se definen por número de población. Sucede que los datos que se usan son de un censo de 2012, y la cantidad de habitantes habría crecido, además de que por ley debe realizarse cada 10 años. 

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, llamó a un paro indefinido a partir de este 22 de octubre, que incluirá movilizaciones y bloqueos en las calles. A su vez, desde el Gobierno y el Movimiento Al Socialismo (MAS) ratificaron un «plan de desbloqueo» que se activará este sábado.

En medio de la tensión, Camacho advirtió que hará responsable al Gobierno por los sucesos de violencia que puedan ocurrir en esta «protesta pacífica».

Otras regiones podrían sumarse

El conflicto se extendió a otras áreas de la llamada ‘medialuna’ de Bolivia, la zona de mayor riqueza y menor población indígena del país, que en 2008 intentó llevar adelante un proceso separatista, tan solo dos años después de la asunción de Morales al poder. 

El Comité Cívico del departamento de Beni llamó a un cese de actividades de 24 horas para el lunes 24 de octubre. En Pando, se realizará una asamblea la tarde de este viernes que podría definir la misma medida. Y la institución «cívica» de Tarija convocó a un cabildo para establecer las acciones que asumirán en busca de que el censo se realice en 2023. En los departamentos de Cochabamba y La Paz también se discuten medidas de presión. 

Los grupos «cívicos» son instituciones que a lo largo de los últimos años han sabido construir poder dentro de varias regiones de Bolivia, especialmente en Santa Cruz, pero también en Potosí, Pando, Beni, Tarija y Chuquisaca.

Estos grupos opositores habían dado plazo al Gobierno hasta el 21 de octubre para que derogara el Decreto Supremo 4760, que fija el sondeo poblacional para 2024. Además, exigen que se den a conocer los resultados en 120 días

Hasta última hora, hubo intentos de diálogo expresados desde ambas partes del conflicto, pero hasta el momento no se alcanzó ningún acuerdo. En la tarde del viernes, se desarrolló una mesa de negociaciones de la que participaron autoridades de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), representantes del Comité Cívico Pro Santa Cruz y dos ministros del Ejecutivo. Según informó El Deber, Camacho no formó parte de la reunión. 

Allí, el Gobierno propuso acortar tiempos y llevar a cabo el censo en abril de 2024 y la redistribución de recursos en octubre de ese año. 

El oficialismo se une en defensa del Gobierno

Durante los días previos a la huelga, el Gobierno contó con el apoyo de las centrales obreras, incluso la de Santa Cruz y otros territorios donde las instituciones «cívicas» llamaron a protestar.

También, las organizaciones sociales y el Pacto de Unidad, una alianza nacional que representa a campesinos e indígenas de todo el país, firmaron junto al MAS un compromiso para frenar «los intentos de desestabilización que atentan contra la democracia, la economía y paz social».  

Estos y otros espacios oficialistas, gremiales, estudiantiles y de comerciantes celebraron un ‘gran cabildo del pueblo’ en la tarde de este 21 de octubre en Santa Cruz, con la presencia del ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño.

El martes pasado, al cumplirse dos años del triunfo de Arce en las urnas luego del golpe contra Morales, el mandatario llamó a vencer las «aventuras golpistas» de la «vieja derecha».

La administración nacional reclama al Comité Impulsor del Censo de Santa Cruz que demuestre con argumentos técnicos cómo realizar el censo en 2023, sin poner en riesgo la calidad de los datos, que se conocerían recién en 2024. 

Fuente: RT y resumenlatinoamericano.org

0 comments on “Negociaciones de último minuto en Bolivia para frenar un paro «desestabilizador»: ¿A qué se debe el conflicto?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: