Latinoamérica Perú

Ricardo Jiménez desde Perú: “Es constante el retroceso del gobierno ante las presiones de la derecha”.

Fecha: 17 octubre, 2021

Por Carlos Aznárez

La situación institucional en Perú sigue siendo bien compleja. Por un lado no cesa el asedio de la derecha al gobierno de Pedro Castillo y por el otro, es el mismo mandatario quien hace concesiones a esas presiones y se va desprendiendo precisamente de los mejores ministros que tenía. Para hablar de todo ello nos comunicamos con el periodista Ricardo Giménez, radicado en Lima, quien es  integrante de ALBA Movimientos Capítulo Perú y le preguntamos:

¿Cómo estás viendo la situación después del último cambio de gabinete en los que paradójicamente fueron “arrasados” los funcionarios ligados al Partido Perú Libre?

Desde el día uno que asumió el gobierno, se ha dado una situación bastante precaria e incierta. Diría que inédita, ya que se caracteriza por un constante retroceso del gobierno del presidente Castillo ante la derecha que manifiesta un golpismo violento, buscando ya sea un golpe de estado, a través de la figura de la vacancia de la presidencia desde el Congreso o un golpe de rumbo, es decir, el freno o la mitigación y la claudicación por parte del gobierno de las principales banderas de transformación del país que son las que lo llevaron a la presidencia. Ese es el escenario en el que estamos, en donde el constante retroceso del gobierno frente a la derecha, logra algunos signos de éxito. Esto ocurre en el cometido declarado por el gobierno, en el sentido de morigerar esta virulencia golpista, calmar las aguas y tener un respiro de estabilidad. ¿Con que objetivo?: para que en un futuro eventual, poder empujar los cambios comprometidos, tales como la baja del dólar que había estado a la alza durante todo el periodo, y ahora muestra su primera baja justamente luego de este cambio de gabinete, y también recibir el beneplácito de la Confiep, el gremio de los grandes empresarios dueños del Perú que han saludado este cambio de gabinete. Pero al mismo tiempo y contradictoriamente, sectores de la derecha importante, los sectores mediáticos, sectores del Congreso ya manifestaron, al día siguiente de cambio de gabinete, que hay ministros que no les gustan y buscan cambiarlos o censurarlos y hacerles renunciar. De manera a que es una situación precaria, volátil, es inestable el cambio que se ha producido. Por otro lado, resulta evidente que es un cambio hacia la moderación, es un retroceso de los derechos más claros y comprometidos de los sectores que ganaron la elección encabezada por Perú Libre, ellos, precisamente, han sido sacados del gobierno y se ha recompuesto un gabinete con los sectores de la izquierda moderada, izquierda clasemediera, izquierda tradicional de Perú que perdieron la elección. La premier, la primera ministra del gobierno, pertenece al partido Frente Amplio, que obtuvo el 1% en la elección pasada. Ese es en grueso, la situación actual.

Pedro Castillo y el ministro de Economía Pedro Francke.

Hay un tema crucial de estas promesas que hizo Castillo, que es la constituyente. Las recientes declaraciones que ha hecho la nueva primer ministro ha puesto otra vez, paños fríos sobre este tema. Tratando de decir que no es tema prioritario, el de la constituyente era un punto nodal ¿verdad?

Era la principal bandera de Pedro Castillo y Perú Libre, el movimiento que encabezó esta opción política, y hoy día ante el silencio del mandatario frente a esta bandera, es la primera ministra, la máxima autoridad luego del presidente Pedro Castillo, elegida por él, quien públicamente manifiesta que no es prioridad para nada del gobierno. Con la clara intención, una vez más, de calmar a los sectores de derecha que se oponen a la constituyente, pero también hay que hacer notar que esta primer ministra, nunca ha estado por la constituyente. Ella pertenece a un movimiento político, que como dije, es la izquierda moderada que no votó por el presidente Castillo y por la asamblea constituyente, con lo cual no tiene de arranque ningún compromiso con esta bandera que sí comprometió el presidente en las urnas. De manera más grave aún, lo mismo con el actual ministro de economía Pedro Francke, que pertenece al partido Nuevo Perú, encabezado por Verónika Mendoza. Él también ha manifestado que no es una prioridad, en el caso de él es más grave puesto que el Movimiento Nuevo Perú llevó entre sus consignas electorales, en esta elección, la asamblea constituyente. En el caso de él, sí es una claudicación explícita y del movimiento al cual él pertenece, el movimiento Nuevo Perú, que también, dicho sea de paso, es uno de los perdedores de las elecciones, ya que obtuvieron apenas un 8%. De manera que estamos en la curiosa situación de que tenemos un gobierno de  la izquierda perdedora de la elección. Y además están allí para calmar a los otros perdedores que son la derecha del país. En el fondo, quienes están siendo negados son los ganadores de la elección, una vez más, aparece en escena el gran fantasma, el gran problema institucional, político crítico del país. Las elecciones siempre terminan defraudadas por los líderes y terminan gobernando los perdedores.

Sabemos que dentro de Perú Libre esto ha caído muy mal. De hecho, las declaraciones de los hermanos Cerrón y de los congresistas de Parú Libre, hablan de traición, y de un enojo bastante grande. ¿Cómo pensás que se puede revertir esta situación? ¿Se puede lograr presionar desde esas bases campesinas y obreras que votaron por Castillo?

Sin ninguna duda, hay que decirlo con toda claridad, y vuelvo a la idea de un escenario contradictorio, incierto, con mucho por definirse todavía, con mucha ambigüedad: la contradicción hace que tenga que pasar más tiempo, y mostrarse con más claridad las cosas, para que pueda moverse el factor fundamental en estos casos. Me refiero a ese elemento que venció la resistencia para que podamos tener el triunfo electoral, que es la movilización popular. Eso no se da hoy porque hay gran desconcierto y mucha ambigüedad. No se trata, para nada, de un viraje a la derecha, lisa y llana, como ocurrió con el ex presidente Ollanta Humala años atrás, es un viraje a la izquierda moderada, y esto ha desconcertado a las bases populares. Esas bases dicen “bueno puede ser, esto todavía puede ser posible, quizás sea cierto que el presidente está buscando estabilidad, está buscando gobernabilidad para pararse mejor, tener mejor base para impulsar los cambios”. Por otro lado, la derecha con que nos estamos enfrentando es tan virulenta, que hasta los más moderados le parecen radicales. Es cierto también que no hay nada que celebrar porque se trata de una traición del presidente Castillo a sus aliados electorales, a los ganadores de la elección con él,  como es el caso de Vladimir Cerrón. Esto es un mal síntoma, una mala señal. La traición siempre es una mala señal, como decía Simón Bolívar. Por otro lado, también representa un retroceso más.

Lo que queda, es que el tiempo demuestre hasta donde hay margen de maniobra para que la derecha, que busca el golpe de estado o el golpe de rumbo, le dé respiro al gobierno que produce estos retrocesos graduales. Creo que no va a ser por mucho tiempo. Hay movimientos desde el Congreso por no darle la confianza a este nuevo gabinete ministerial, quedan veintitantos días de plazo para que este gabinete nuevo pida la confianza, pero la derecha ya se está moviendo para negársela,  están hablando de censura a varios de los ministros, porque no le gustan. Entonces, el margen de maniobra no es mucho, no se gana ningún respiro importante como piensa el gobierno lavando la cara al nuevo gabinete y al presidente. Hemos visto cosas curiosas en canales de televisión, donde el presidente Castillo, que ayer nomás era acusado de ser partidario de Sendero Luminoso, ahora es al revés. Aparecen todos los días videos absolutamente truchos, montados, de Sendero atacando a Castillo,  Son maniobras claras que indican que hay sectores de derecha que están contentos con estos cambios. Pero nada de esto es definitivo, el tiempo es el único concluyente. En la medida que estos cambios no le den respiro real al gobierno y siga la ofensiva de derecha, o que el gobierno mantenga este retroceso y sostenga la claudicación,  creo que la movilización popular será clara y evidente y va a jugar un rol fundamental para corregir el gobierno o para generar una crisis y un nuevo escenario

¿Cómo crees que esta situación está siendo vista por Estados Unidos, cómo reacciona la embajada norteamericana en Perú?

No tengo pruebas de esto, pero según mi análisis, según mi lectura y antecedentes que conozco, no tengo ninguna duda de que detrás de esta maniobra está la aprobación de la embajada norteamericana. Esa embajada  le bajó el dedo al golpismo durante las elecciones, porque sabe que la situación es volátil y crítica, y sabe que una alternativa de derecha, pura y dura, no es viable en el país. De manera que el sueño de la embajada norteamericana, creo yo, es crear una concertación a la chilena. Una especie de gobierno neoliberal, de cara limpia, de cara democrática. Creo que  eso no tiene margen de maniobra en el país, justamente por las condiciones críticas y estructurales. Sin embargo, es la apuesta de la embajada aunque es la menos ideológica de la derecha, porque solo le interesa mantener los negocios. Es la apuesta de algunos sectores políticos de la derecha minoritaria, mientras la mayoría de ellos siguen jugando al golpe y a la virulencia, porque les ha dado unos resultados, buenos y fáciles, De manera que eso es un factor de inestabilidad. Finalmente, el elementos más perturbador y más desalentador, diría yo, es el hecho de que una vez más volvemos a que todo depende de la voluntad de quienes están en el liderazgo, en este caso el presidente Castillo, como nos pasó con Humala.  Mientras estaba Perú Libre y otros liderazgos, como el de Vladimir Cerrón, teníamos algo más colectivo, más fuerte, más estructurado. Con la salida de esos sectores, desalojados por Pedro Castillo, todo vuelve a recaer en su decisión. Este hecho es el más preocupante y lo debilita hasta la saciedad al propio presidente. De hecho, creo que va a pasar factura más adelante si el presidente no corrige el rumbo de su gobierno.

Fuente: Revista Resumen Latinoamericano

0 comments on “Ricardo Jiménez desde Perú: “Es constante el retroceso del gobierno ante las presiones de la derecha”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: